La cafeína por las mañanas no es un hábito tan saludable

Tomar un café por las mañanas no es un hábito tan saludable, ya que el efecto de la cafeína es el de una droga y podría generar una adicción.

Incluso desprenderse de la adicción a la cafeína podría incluso ser tan difícil como de cualquier otra droga.

En 1994, los científicos comprobaron que la cafeína es una sustancia químicamente adictiva, según se publicó en El Diario de la Asociación Médica Americana.

Cafeína en nuestro cerebro

La cafeína se absorbe por el intestino delgado y se disuelve en la sangre, después de consumirla.

Así, penetrando la barrera hematoencefálica, llega finalmente al cerebro, en donde.

Es muy parecida a una molécula llamada adenosina la estructura de la cafeína, la cual es una de las culpables de que te sientas cansado.

Por lo que la primera tiene la capacidad de ocupar el lugar de la segunda sustancia y bloquearla, lo que te hace sentir despierto.

La cafeína logra que las sustancias estimulantes naturales de nuestro cerebro, como la dopamina y la adrenalina funcionen de manera más efectiva.

Conforme pasa el tiempo sin embargo si sueles beber mucho café, tu cuerpo se irá haciendo inmune y comenzará a pedir dosis más grandes.

Pues los receptores de adenosina serán más para tratar de mantener el equilibrio.

Dejar la cafeína podría producir efectos similares a los del síndrome de abstinencia de cualquier otra droga, sin embargo, duran menos, y bastará con que te alejes del café una o dos semanas para que tu cuerpo pueda desacostumbrarse.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories