Trump amenaza con imponer aranceles a importaciones chinas

Esta sería la tercera ocasión en que Washington adopta medidas arancelarias contra China

El presidente Donald Trump dijo estar dispuesto a imponer aranceles a todos los productos chinos importados a Estados Unidos, de ser necesario, en una entrevista emitida este viernes.

“Estoy listo para llegar a los 500”, dijo el mandatario a la cadena CNBC, refiriéndose a la totalidad de los 505.000 millones de dólares de importaciones chinas a Estados Unidos en 2017.

“No estoy haciendo esto por política, estoy haciéndolo para hacer lo correcto por nuestro país” dijo. “Hemos sido estafados por China por mucho tiempo”, agregó.

Trump incluso afirmó que podría imponer barreras arancelarias a “todas” las importaciones chinas e insistió en que su país viene siendo “estafado” por el gigante asiático “desde hace mucho tiempo”.

Tras semanas de negociaciones aparentemente infértiles, Estados Unidos impuso a comienzos de este mes aranceles de 25% a aproximadamente 34.000 millones de productos mecánicos y tecnológicos chinos, desatando una reacción inmediata de Pekín que dijo que respondería con medidas equivalentes.

China acusó entonces a Estados Unidos de comenzar “la mayor guerra comercial de la historia económica”.

Preguntado sobre si le preocupa que semejante medida pudiera tener un efecto negativo en la Bolsa, el presidente se limitó a decir: “Bueno, de hecho, está bien; si baja, baja”.

 

“No quiero que ellos tengan miedo, quiero que ellos actúen bien”, dijo el mandatario sobre China. “Realmente me agrada mucho el presidente Xi, pero esto era muy injusto”.

 

El enfrentamiento con China es el más importante de todas las peleas comerciales que ha comenzado Trump.

La situación ha despertado el temor de que una escalada de la guerra comercial pueda dañar la economía global al afectar las cadenas de suministro de las compañías, empujando a las empresas a frenar las inversiones y a hacer los productos más caros para los consumidores.

En extractos de la misma entrevista difundidos el jueves, Trump había roto la histórica práctica del poder ejecutivo de abstenerse de comentar las decisiones de la Reserva Federas por respeto a la independencia de esa entidad, que funge como banco central.

“No estoy contento”, dijo Trump en la entrevista sobre las decisiones de la Fed, al considerar que el curso alcista de las tasas de interés contrarresta sus esfuerzos por hacer crecer la economía.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories