Duearte, simbolo de corrupción podría quedar libre

Javier Duarte, el exgobernador de Veracruz que se convirtió en símbolo de la corrupción en México, podría salir de prisión.

Esto, luego de que se venció el plazo para que la Procuraduría General de la República presentara cargos de delincuencia organizada contra Duarte, luego de que el político fuese acusado de encabezar una red de desvío de recursos a través de empresas fantasma.

Duarte no será procesado por delincuencia organizada; la Procuraduría General de la República (PGR) pidió que sea enjuiciado por asociación delictuosa y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

El gobernador saliente de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, aseguró que no “permitirá” que el exgobernador priista de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, salga de prisión, una vez que la Procuraduría General de la República (PGR) le modificara el delito de delincuencia organizada a asociación delictuosa.

En rueda de prensa, Yunes Linares recordó que la Fiscalía General del Estado de Veracruz le tiene varias órdenes de aprehensión por un sin número de delitos, entre ellos: fraude, desvió de recursos, coalición, peculado, así como una en trámite por desaparición forzada, la cual estaría por efectuarse en próximas semanas.

“No puede haber clemencia para quien no tuvo piedad con Veracruz, él y su banda fueron despiadados a quienes no les importó el daño gravísimo que le hicieron a los veracruzanos, no hay manera de que sean perdonados. El daño estructural que hicieron salta a la vista”, declaró.

Duarte se convirtió en uno de los políticos más repudiados de México tras varios escándalos durante su gobierno en Veracruz, desde el incremento de la violencia, el asesinato de periodistas, la represión contra ancianos, la retención de pagos a la universidad local y la manera en que se inyectó agua destilada a niños con cáncer en lugar de medicinas.

Tras ser capturado en Guatemala en abril de 2017 con una sonrisa que despertó la indignación popular, Duarte se convirtió, junto con su esposa Karime Macías (también involucrada en la red de desvíos y quien vive en un lujoso barrio de Londres), en la pareja más repudiada de la política mexicana.

La noticia sobre su posible liberación despertó la idea de que la captura del exgobernador pudo tratarse de una maniobra política ante el escenario electoral de 2017 y 2018.

Una versión que cobró cierta notoriedad, luego de que Duarte afirmara desde la cárcel que “se estaba mordiendo un huevo para no decir lo que tengo que decir”. Esto, luego de que existen varios indicios de que el gobierno de Veracruz inyectó dinero ilegal a la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto en 2012.

Tras vencerse el plazo de la PGR para presentar cargos, se realizará una nueva audiencia entre 30 y 40 días naturales, en la cual, la defensa podrá contestar a la acusación de la fiscalía.

Durante dicha audiencia, el juez determinará qué pruebas considera válidas y cuáles no, y las que prevalezcan serán las que se presenten en el juicio oral que se realice posteriormente ante un nuevo Tribunal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories