WASHINGTON, D.C. - FEBRUARY 6: (AFP-OUT) U.S. President Donald Trump hosts a law enforcement round table on MS-13 at the White House on February 6, 2018 in Washington, DC. (Photo by Chris Kleponis-Pool/Getty Images)

Callada resistencia dentro de la Administració de Trump: The New York Times

El diario The New York Times publicó este miércoles:

 “Yo soy parte de la resistencia interna de la Administración de Trump”,

El artículo anonimo, describe  una situación insólita de la presidencia de EE UU, en la que varios miembros del Ejecutivo se sienten tan alertados por los “impulsos” del mandatario republicano que trabajan en controlar y moldear su agenda. 

“El dilema -que él no comprende del todo- es que muchos de los altos funcionarios de su propia administración están trabajando diligentemente desde dentro para frustrar parte de su agenda y sus peores inclinaciones”, escribió el anonimo.

“Lo sé. Soy uno de ellos”.

El autor del artículo describió una presidencia de “dos vías”: en una, Trump dice una cosa y en la otra, su equipo hace otra, por ejemplo en lo que llamó la “preferencia por autócratas y dictadores” que tiene Trump

La publicación tiene lugar al día siguiente de que salieron a la luz contenidos de un nuevo libro del periodista Bob Woodward cuyo contenido parcial fue divulgado el martes y en el que se describe una camarilla virtual de altos funcionarios de la Casa Blanca y del gabinete para evitar que Trump tome decisiones perjudiciales para la economía y la seguridad nacional de Estados Unidos.

La Casa Blanca ha dicho que el libro de Woodward no tiene “nada más que historias inventadas”, y Trump lo tildó de “obra de ficción”.

“Trabajo para el presidente pero como otros colegas como yo he prometido boicotear partes de su agenda y sus peores inclinaciones”, afirma este alto cargo que pidió el anonimato al Times para proteger su empleo. 

El artículo de opinión del Times sugiere que la disidencia y la resistencia dentro de la Casa Blanca de Trump son incluso más profundas de lo que Woodward describió.

La rección de Trump llegó en varias dosis. 

Primero calificó el artículo como una “vergüenza” y la portavoz, Sarah Sanders, tachó de “cobarde” a su responsable y le animó a dimitir, dando credibilidad a la autoría del texto. 

Luego, en declaraciones a la prensa, aseguró que la CNN, The New York Times y todos los “medios farsantes” acabarían dejando el negocio. 

En su cuenta de Twitter, primero escribió en mayúsculas “¿TRAICIÓN?”. 

Acto seguido, planteó que si ese alto cargo existía de verdad, el Times tenía obligación de “entregarlo al Gobierno por motivos de seguridad nacional”.

El funcionario y autor anónimo  aseguró que al principio de la administración, el cual ah resultado tan errante que, algunos compañeros discutieron en voz baja la invocación de la 25ª enmienda de la Constitución de Estados Unidos, que permite la destitución de un presidente juzgado incapaz de realizar sus deberes.

“Pero nadie quería precipitar una crisis constitucional. Así que haremos lo que podamos para dirigir la administración en la dirección correcta hasta que, de una forma u otra, se acabe”.

El relato recuerda a alguno de los episodios recogidos en el libro de Woodward, Fear: Trump in the White House (Miedo: Trump en la Casa Blanca), que sale a la venta la próxima semana. 

“La raíz del problema es la amoralidad del presidente”, dice el autor anónimo en el Times. 

“Cualquier que haya trabajado con él”, continúa, “sabe que no está anclado a ningún principio discernible que guíen su toma de decisiones”.

“Hay una callada resistencia dentro de la Administración de gente que quiere poner primero al país”, afirma el texto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories