Hoy se cumple 4 años de la desaparición de los 43 normalistas

Los 43 normalistas hacían lo que generaciones arriba de ellos: viajar a Ayotzinapa, Guerrero, sede de una de las principales escuelas para formar profesores rurales en México. 

Con la única intención de ser parte de la marcha anual conmemorativa de la matanza estudiantil de 1968, terminando sido víctimas de otra matanza. 

La noche de 26 de septiembre y madrugada del 27, del 2014, hubo fuego cruzado entre diversas fuerzas policiales y presuntos integrantes del narcotráfico local, donde los autobuses en donde los estudiantes viajaban e incluso un autobús del cual iba un equipo de futbol fueron atacados. 

Cinco jóvenes de Ayotzinapa murieron, una veintena de ellos resultaron heridos y 43 normalistas, quieres fueron a los que subieron a los autos policiales, están desaparecidos desde entonces. 

Días después, comenzaron la búsqueda de los jóvenes y fueron encontradas una serie de fosas comunes en Cocula con supuestos restos calcinados de personas, que correspondían a algunos de los ADN de los jóvenes. 

El Gobierno de Enrique Peña Nieto solicito ayuda de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y de está manera se creo el Grupo Interdisciplinario de Expertos Internaciones (GIEI), equipo de expertos en temas legales y de derechos humanos. Integrantes del grupo recopilaron información de diversas fuentes sobre lo ocurrido esa noche de septiembre, pese que en varias ocasiones denunciaron la privación de la información por parte del Gobierno. 

Los expertos en la investigación, afirmaron que no hay evidencia de la cremación que el gobierno dijo, el GIEI señaló que autoridades manipularon evidencia, torturan a sospechosos y que no había investigación que pudiera apuntar que dentro del autobús donde  viajan los estudiantes habría droga que los delincuentes quisieran recuperar. 

Enrique Peña Nieto decidió no apoyar mas el mandato del GIEI y el equipo dejo México en el 2016 y tiempo después El Time publico una nota donde revelo que llegaron a ser espiados por un programa que había adquirido el Gobierno. 

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos que envió al GIEI a México hace tres años mantiene la vista sobre las investigaciones por medio de un mecanismo de seguimiento en colaboración con la oficina de la ONU en México y la CNDH. 

Y hay expectativas de que el GIEI pueda regresar, quizá cuando el presidente electo Andrés Manuel López Obrador tome protesta el 1 de diciembre.  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories