Trump visita Londres en medio de protestas

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, aterrizó esta mañana en uno de los aeropuertos de la capital británica y empezó su visita de Estado con la reina Isabel II en el palacio de Buckingham.

Se realizan protestas por la ciudad.

Antes, Trump criticó el alcalde de Londres, Sadiq Khan.

Khan, miembro del Partido Laborista, comparó el domingo el lenguaje utilizado por Trump y otros líderes ultraderechistas con el utilizado por “los fascistas del siglo XX”.

El alcalde londinense, Sadiq Khan, incluyó en un mismo grupo al húngaro Viktor Orban, el italiano Matteo Salvini, la francesa Marine Le Pen y el británico Nigel Farage.

Trump le ha respondido a través de Twitter, poco antes del aterrizaje del Air Force One en Reino Unido.

“Es un fracasado total que debería centrarse en el crimen en Londres, no en mí”, afirmó Trump. Un insulto “infantil” e “impropio del presidente de Estados Unidos”, según un portavoz del ayuntamiento.

Un portavoz del alcalde de Londres ha respondido a estos mensajes apuntado que es “algo mucho más grave que simples insultos infantiles”, según la BBC. Khan, ha añadido este portavoz, “representa los valores progresistas” al asegurar que Trump representa una “amenaza” para las democracias liberales.
Esta es la primera visita de Estado de Trump a Reino Unido, tras un intento frustrado en julio pasado que acabó transformándose en una simple visita de trabajo debido a las masivas protestas de los londinenses.

También en esta ocasión se han convocado grandes manifestaciones contra su presencia, en particular el martes coincidiendo con su encuentro con la primera ministra Theresa May.

Sus organizadores, que esperan repetir la convocatoria del año pasado, harán volar de nuevo un enorme globo representando a un “bebé Trump” naranja.

Pero ya el lunes, militantes de Amnistía Internacional desplegaron cuatro grandes pancartas que llamaban a resistir a “Trump”, al “racismo”, al “sexismo” y al “odio”sobre un puente frente a la embajada estadounidense.

Esencial para Reino Unido tras el Brexit, la relación comercial con Estados Unidos debe ocupar gran parte de las conversaciones de Trump durante los tres días.

“Tenemos el potencial de ser un socio comercial increíble para Reino Unido”, afirmó aún en Washington, asegurando estar dispuesto a negociar rápidamente un acuerdo de libre comercio.

Trump “es muy controvertido, es perturbador; pero también es el presidente de nuestro aliado más importante”, señaló el ministro británico de Relaciones Exteriores Jeremy Hunt, mientras May presagiaba larga vida a una “relación especial” que “ha apuntalado la seguridad y prosperidad de nuestros países durante muchos años”.

Sin embargo, esta puede verse tensada por temas como el acuerdo nuclear con Irán, la lucha contra el cambio climático o la guerra comercial entre China y Estados Unidos, que intenta convencer a Londres de que excluya al grupo tecnológico chino Huawei del desarrollo de su red 5G.

“Que el Reino Unido se haya mantenido firme en su esfuerzo por forjar un enfoque independiente, pragmático e incluso tecnocrático en sus relaciones económicas con China está demostrando ser un problema muy real para su relación con Estados Unidos”, señaló Leslie Vinjamuri, experta del Instituto Real de Relaciones Internacionales Chatham House.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories