Mike Pompeo viaja a Afganistán de sorpresa

Mike Pompeo, secretario de Estado de Estados Unidos, viajo hoy por sorpresa a Afganistán para reunirse con el presidente del país, Ashraf Ghani, días antes de que la séptima ronda de negociaciones comience entre Washington y talibanes.

El secretario de Estado de Estados Unidos, se reunió con el presidente de Afganistán “ambas partes abordaron los comicios, el proceso de paz, la asistencia a las fuerzas de seguridad afganas y las relaciones bilaterales”, indicó el Palacio Presidencial afgano en un comunicado de prensa.

​El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump  el día de ayer decretó las nuevas sanciones contra Irán y sus asociados.

Las sanciones se impusieron luego de que Irán derribó la semana pasada un avión no tripulado de vigilancia, valorado en más de 100 millones de dólares, sobre el Estrecho de Ormuz, un ataque que agravó la crisis en la región.

Tras el hecho, Trump estuvo a punto de ordenar un ataque militar de represalia, pero continuó su campaña de presión contra la República Islámica.

Las sanciones se anunciaron mientras el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, se reunía en Oriente Medio con funcionarios de Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí sobre la creación de una amplia coalición global, que incluiría a naciones asiáticas y europeas, para contrarrestar a Irán.

Es probable que Pompeo encuentre problemas para vender la iniciativa en Europa y Asia, especialmente a los países que siguen comprometidos con el pacto nuclear de 2015.

Desde el inicio de las conversaciones, los insurgentes han insistido en que no se reunirán con representantes del Gobierno afgano ni sostendrán conversaciones sobre otros temas, incluido el alto el fuego, hasta que lleguen a un acuerdo sobre la retirada de las tropas extranjeras.

Ambas partes buscan una salida a casi dos décadas de conflicto armado en la nación asiática, aunque hasta ahora los talibanes se han negado a sentarse en la mesa con el Gobierno afgano.

Hace una semana, el portavoz talibán Suhail Shaheen afirmó en Twitter que los estadounidenses habían aceptado la retirada de sus efectivos.

El enviado especial de Estados Unidos para la paz en Afganistán, Zalmai Khalilzad, desmintió la declaración insurgente ese mismo día.

El Gobierno afgano controla alrededor del 55 % del territorio de Afganistán y los talibanes dominan en torno al 11 %, mientras que el resto del territorio está en disputa, según datos del inspector especial general para la Reconstrucción de Afganistán (SIGAR), del Congreso de Estados Unidos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories