Diputados aprueban la llamada “Ley Bonilla” y puerta Cerrada

A puerta cerrada, quince diputados del Congreso del Estado de Baja California, validó formalmente la reforma que amplía gubernatura de Jaime Bonilla, en el estado de dos a cinco años.

La llamada “Ley Bonilla” que los legisladores locales tuvieron que realizar la sesión extraordinaria fuera de su sede (Rosarito, Baja California) y a puerta cerrada.

Así la aprobaron la declaratoria de procedencia del derecho del decreto para derogar el artículo VII transitorio de la Constitución estatal, con lo cual se permite ampliar el gobierno de dos a cinco años.

El presidente nacional del PAN, Marko Cortés, llamó a restablecer el orden democrático en Baja California, luego de la aprobación, expuso que el orden constitucional y democrático de la entidad “está siendo amenazado por caprichos de legisladores irresponsables, un próximo gobernador obsesionado por permanecer en el poder más tiempo para el cual fue electo y un presidente de la República que se hace el que no ve ni escucha nada”.

Marko Cortés, hizo un llamado a todos quienes se dicen demócratas para que levanten la voz y cuiden el andamiaje constitucional, y dijo que el presidente Andrés Manuel López Obrador protestó cumplir y hacer cumplir la Constitución, y “ahora no puede quedarse callado”.

Y por si fuera poco el día de ayer seis de los siete diputados del PAN que votaron por la ampliación de la gubernatura de Jaime Bonilla, renunciaron al partido.

El Congreso estatal dio a conocer que “por su propia decisión”, Mónica Hernández, Carlos Alberto Torres Torres, Maria Trinidad vaca Chacón, Raúl Castañeda Pomposo, Ignacio García Dworak y José Félix Arango Pérez dejaron de pertenecer al PAN.

Con la decisión la bancada del Congreso de Baja California se reduce de 12 a 6 legisladores.

El diario “El Reforma”, detalla que se trata de los mismos panistas que están bajo proceso de expulsión por aprobación de la llamada “Ley Bonilla”.

Hasta ahora, los alcaldes panistas de Mexicali, Gustav Sánchez, y de Tijuana, Juan Manuel Gastélum, iniciaron las primeras acciones legales para revertir la ampliación de mandato.

El presidente de Mexico, Andrés Manuel López Obrador, dijo este miércoles que prefiere no opinar sobre la aprobación por parte del Congreso de Baja California.

“Lo único que quisiera es que no me involucraran en este asunto, porque buscan echarme la culpa de todo. Ya les dije, no tuve nada que ver, ya no es el tiempo de antes en que estas decisiones las tomaban desde arriba”, comentó en su conferencia de prensa matutina al ser cuestionado sobre el tema.

López Obrador señaló que la medida fue aprobada por todos los partidos del Congreso local, “empezando por el PAN”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories