“La historia de una bala” narrada por la actriz nominada al Óscar Yalitza Aparicio

Narrada por la actriz nominada al Óscar Yalitza Aparicio “La historia de una bala”, envía un mensaje dirigido a que la sociedad renuncie al silencio y señale a los responsables de cometer ejecuciones extrajudiciales.

Ha definido la ONU una ejecución extrajudicial cuando existe un homicidio en el que participa un funcionario público.

Como cuando las autoridades asesinaron a jóvenes que participaban en la manifestación del 2 de octubre de 1968.

También el homicidio es perpetrado por grupos criminales en complicidad con autoridades, como ocurrió en el penal de Piedras Negras que fue convertido en un campo de exterminio.

O bien, continúa, que haya sido cometido por grupos delincuenciales con la tolerancia de funcionarios públicos.

Como en Allende donde más de 300 personas fueron masacradas entre el 18 y 20 de marzo de 2011, sin que nadie acudiera a los llamados de auxilio.

“Las autoridades federales, estatales y municipales deberían ser las responsables de garantizar la seguridad a su gente. Nosotros debemos exigir que los funcionarios que hayan estado involucrados en ejecuciones extrajudiciales dejen de formar parte del gobierno y sean juzgados” comenta.

El mensaje es promovido por once organizaciones de la sociedad civil, entre ellas Serapaz, México Unido contra la Delincuencia, Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho, Fray Francisco de Vitoria y la Oficina de Defensoría de los Derechos Humanos de la Infancia.

Dice la intérprete de Roma “Somos muchos. Nos tienen que ver”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories