Arquidiócesis propone que fieles celebren Miércoles de Ceniza desde casa

Arquidiócesis propone que fieles celebren Miércoles de Ceniza desde casa

Arquidiócesis propone que fieles celebren Miércoles de Ceniza desde casa

El miércoles 17 de febrero de 2021 se celebrará la liturgia, que dará inicio a la preparación de la Cuaresma

La Arquidiócesis Primada de México difundió los lineamientos para la celebración del Miércoles de Ceniza en medio de la pandemia por COVID-19.

Por medio de un comunicado, recordó que el 17 de febrero de 2021 se celebrará la liturgia, que dará inicio a la preparación de la Cuaresma, encaminada a la celebración del Misterio Pascual de Cristo muerto y resucitado.

https://platform.twitter.com/widgets.js

La Arquidiócesis recomendó a las autoridades religiosas que en catequesis previa, que pudiera comenzar desde el domingo 14, se exhorte fuertemente a las comunidades sobre “el sentido de la ceniza y del tiempo de cuaresma como tiempo de conversión y de preparación a la celebración de la Pascua”.

Además, se le pide recordar a los fieles que el hacer obras de misericordia corporales o espirituales, así como la lectura meditada de la Palabra de Dios en familia, suple la recepción de la ceniza”, apuntó.

Para la celebración del Miércoles de Ceniza, se emitieron las siguientes consideraciones:

  1. Para evitar la aglomeración de personas, se podrán ampliar los horarios de apertura de los templos de 7:00 a 19:00 h; se podrán distribuir porciones de ceniza individuales desde el mismo domingo 14 para que vivan en familia, desde sus hogares, el miércoles de ceniza; y se podrán disponer, el mismo miércoles 17, de diversos espacios abiertos, con ministros debidamente preparados, que sigan las indicaciones del Documento expedido por la Congregación para el Culto Divino para la imposición de ceniza.
  2. Se recomienda celebrar una Eucaristía por la mañana a puertas abiertas guardando las medidas sanitarias que aplican para las celebraciones en este tiempo de contingencia.
  3. Durante el resto del día, con las medidas sanitarias respectivas, los invitaron a distribuir porciones individuales con un poco de ceniza que los fieles puedan imponérsela a sí mismosdespués de un momento de reflexión personal o llevarla a sus hogares para vivir ahí una celebración con sus familiares impedidos por enfermedad, discapacidad o alto riesgo de vulnerabilidad. Tomando en cuenta que la bendición de la ceniza se puede realizar fuera de la misa, se sugiere comenzar con la distribución de la ceniza desde el domingo 14 y mantenerla hasta el miércoles 17 de febrero.
  4. En caso de tener la posibilidad de hacerlo, se recomienda celebrar una Eucaristía por la tarde a puerta cerrada y transmitirla digitalmente para acompañar a las familias en la vivencia de la imposición de ceniza en los hogares. Además, se pudieran transmitir varios momentos de oración durante el día por las redes sociales para que existan más opciones de tener un momento de reflexión.

La Arquidiócesis recomendó entregar a los fieles, además de la ceniza, un subsidio para que puedan “puedan vivir un momento de reflexión que los prepare a vivir la cuaresma”.

Apuntó que estos subsidios deben subrayar el significado de la ceniza y la necesidad de que esta sea un compromiso para vivir la espiritualidad de la Cuaresma, es decir, la penitencia, la oración y la caridad fraterna, en orden a prepararnos bien a la Pascua del Señor.

En el caso de la Eucaristía presencial o las celebraciones en espacios abiertos, se seguirá la nota de laCongregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, del 12 de enero de 2021 que dice:

Pronunciada la oración de bendición de las cenizas y después de asperjarlas, sin decir nada, con el agua bendita, el sacerdote se dirige a los presentes, diciendo una sola vez para todos la fórmula del Misal Romano: «Convertíos y creed en el Evangelio», o bien: «Acuérdate de que eres polvo y al polvo volverás».

Después, el sacerdote se limpia las manos y se pone la mascarilla para proteger la nariz y la boca, después impone la ceniza a cuantos se acercan a él o, si es oportuno, se acerca a cuantos estén de pie en su lugar. El sacerdote toma la ceniza y la deja caer sobre la cabeza de cada uno, sin decir nada”.

La Arquidiócesis Primada de México manifestó su confianza de que cada párroco decidirá lo óptimo para su comunidad; “de tal manera que siendo responsables con las medidas sanitarias establecidas por la autoridad, no deje de acompañar este momento tan relevante para la vida espiritual de todos los fieles”.

Sigamos cuidando con responsabilidad la salud de todos y en el tiempo litúrgico de la Cuaresma pidamos con humildad al Señor la conversión de nuestros corazones”, concluyó.

Con información de López-Dóriga Digital

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories